Si no está en Internet, no existe

Internet se ha convertido en un gran escaparate para los negocios. Estar fuera de la red reduce al mínimo su presencia en el mercado. La democratización de la comunicación, por su parte, ha permitido que las TIC se encuentren al alcance de todos.

Según datos del INE en una encuesta sobre el uso de las TIC, el 98,3% de las empresas españolas de diez o más empleados dispone de conexión a Internet en 2014. Siete de cada diez, además, cuentan con página web. Así pues, con un presupuesto modesto y la utilización de las nuevas tecnologías, las pymes pueden ofrecer sus productos y servicios en el mismo sistema global que las grandes multinacionales.

Hay que tener en cuenta, no obstante, que no basta con ser visibles en la red. Es necesario conseguir una buena reputación, que permita un mejor posicionamiento en el mercado. Es decir, vigilar y hacer seguimiento de lo que se publica en Internet de la empresa. Desarrollar una buena campaña de marketing online permite consolidar una imagen de marca, así como contactar de una manera rápida y eficaz con los futuros clientes y, de esta manera, adaptarse mejor a las demandas.

 Son muy variadas las herramientas que usa el marketing de contenidos. Algunas de ellas tienen como protagonistas a los buscadores, ya sea mediante posicionamiento en ellos (estrategias SEO), o a través de enlaces patrocinados (SEM). El e-mailing y los blogs también son técnicas frecuentemente utilizadas por el marketing. Pero son los medios sociales los que adquieren mayor relevancia. El 36,9% de las empresas los utilizaron el año pasado por motivos de trabajo, según el INE. Además, el 87.3% reconocieron que fueron útiles para desarrollar su negocio. Las redes sociales concentran a un público segmentado, activo y que llegan a convertirse en embajadores de la marca.

El marketing móvil, sin embargo, aún no está del todo asentado. Aunque España es el segundo país con mayor penetración en smartphones, con un porcentaje del 44%, según el estudio “Our Mobile Planet” presentado por Google, las empresas españolas únicamente destinan un 1% de su presupuesto de marketing a las campañas en dispositivos móviles. Dato a tener muy en cuenta por las empresas para este nuevo año.

Bill Gates ya lo anunciaba con aquella frase célebre: “Internet facilita la información adecuada, en el momento adecuado, para el propósito adecuado”. Y si aplicamos la tendencia actual del mercado, donde la información la consumimos continuamente y en cualquier lugar, podemos predecir que el futuro del marketing se encuentra ligado a la usabilidad. Aprovechémoslo.